Archivo

De manera unánime la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de resolución presentado por la diputada Marcela Hernando (PR), que busca que el Ejecutivo destine los recursos y medios necesarios para estudiar la disponibilidad y medición del estrés hídrico de la cuenca del Salar de Atacama, además de realizar un catastro de los datos de explotación del uso de aguas subterráneas.

Hernando declaró que el proyecto recibió un apoyo de todos los parlamentarios de la Cámara, ya que entienden que “es necesario el estudio debido al desbalance hídrico que existe en el Salar de Atacama, en este momento las salidas de agua son mucho mayores a las entradas que este lugar tiene de forma natural”.

La parlamentaria de la región de Antofagasta señaló que “las comunidades indígenas atacameñas Lickanantay, todos los habitantes de la cuenca del Salar de Atacama y la industria del turismo viven actualmente una crisis hídrica. Según estudios de la DGA del 2016, el 70% de agua se utiliza en minería, 17% sector agropecuario y el 13% para consumo humano”.

Estudio

“Al aprobarlo se solicita al Ejecutivo que se tenga una política sustentable y esta implica recabar información que permita gestionar adecuadamente los derechos de agua en este lugar”, aseguró la legisladora. Lo anterior debido a que “no existe una actualización reciente de los estudios respecto a la disponibilidad de aguas subterráneas y superficiales en el Salar de Atacama, eso nos han dicho a través de diferentes comisiones en donde expertos han aportado la necesidad de contar con un registro actualizado”.

La diputada Hernando ahondó en la problemática del Salar de Atacama y pide al gobierno que “se tienen que tomar las medidas del caso para que de ser necesario restringir el uso de estas”. Además, la congresista aseveró que hay que equilibrar el desbalance hídrico de la zona y para ello apuntó a la minería de la zona, pues el uso del agua que hace la extracción minera “es la que se lleva más del 70% del agua del salar”.

Falta de institucionalidad

Por otra parte, Hernando volvió a reiterar que “es lamentable que el año 2018 se haya disuelto la Comisión de Minería No Metálica, organismo técnico formado en el gobierno anterior con el fin de sentar bases científicas para el Desarrollo de una Política Nacional de Litio y que alcanzó a funcionar poco más de dos años”.

Además, la parlamentaria de la región de Antofagasta agregó que “en ese escaso tiempo se licitaron y realizaron varios estudios, entre ellos quiero referirme al realizado por la consultora internacional Amphos 21 respecto a la hidrogeología del Salar de Atacama, que concluyó que las salidas de agua desde la cuenca del salar de Atacama sobrepasan las entradas, según el informe que conocimos a principios del 2018”.

El informe al que hace referencia la diputada Hernando, sostiene que “en régimen natural las entradas son similares a las salidas, 6.810 litros por segundo en promedio. Sin embargo, en un sistema influenciado por extracciones antrópicas para el periodo comprendido entre los años 2000 y 2015, las salidas son superiores a las entradas en la cuenca del Salar de Atacama”.

La diputada Hernando expresó que “hay cuatro empresas con derechos de explotación: SQM posee 450 l/s; 22 l/s corresponden a Rockwood Lithium (Albemarle); 200 l/s tiene Minera Zaldívar y 1.375 l/s de Minera Escondida. Esto significa que el principal uso del agua subterránea en la cuenca es para uso minero y la gran minería, metálica y no metálica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here