La Coordinadora de Profesionales de la Salud de Calama emitió una declaración pública para manifestar su preocupación ante los casos de Coronavirus confirmados en la ciudad y con el objetivo de entregar algunas propuestas a las autoridades.

Desde la organización advirtieron sobre diversos factores de riesgo que aumentan las posibilidades de propagación del Covid19 en la comuna loína, entre ellos los índices de pobreza multidimensional, la contaminación, la carencia de servicios sanitarios básicos y el acceso a la salud.

A continuación el texto completo:

DECLARACIÓN PÚBLICA COORDINADORA DE PROFESIONALES DE LA SALUD CALAMA

En medio del Estado de Emergencia por Catástrofe Sanitaria declarado a raíz de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (causante del COVID-19), como profesionales de la salud manifestamos nuestra preocupación y hacemos nuestras proposiciones para el manejo de la epidemia en la Provincia de El Loa.

Antecedentes epidemiológicos

En relación con la forma de presentación de la enfermedad COVID-19, lo que se ha observado hasta ahora es que el 81% o más de las infecciones son leves (similar a una gripe o influenza) y pueden recuperarse en casa, un 14% son severas, desarrollando una enfermedad grave que puede incluir neumonía y dificultad respiratoria, en un 4,7% es crítica y puede incluir falla respiratoria, shock séptico y falla multiorgánica, y por último, cerca del 2% de los casos reportados son fatales.

Los factores de riesgo que determinan mayor probabilidad de enfermar y de gravedad del COVID-19 son la pobreza y carencia de servicios sanitarios básicos, acceso a la atención de salud, el ser varón, edad avanzada y la existencia de alguna condición mórbida crónica como enfermedad cardiovascular, enfermedad respiratoria crónica, diabetes, hipertensión arterial y cáncer.

Antecedentes sociales y ambientales

La ciudad de Calama cuenta con cerca de 7% de adultos mayores de 65 años (alrededor de 11.167 personas), cerca de 50.000 de sus habitantes padecen alguna enfermedad crónica, tenemos una tasa de pobreza multidimensional mucho más alta que el promedio nacional, y la carencia de servicios básicos y hacinamiento afecta a cerca del 24% de la población en la provincia (muy por sobre el promedio nacional).

Debemos también considerar los altos niveles de contaminación del aire por material particulado PM10, PM2,5 y derivados de Óxido Nitroso, que se acrecientan con la llegada de los meses fríos y los bajos niveles de humedad, que podrían facilitar la propagación de la epidemia, según algunos estudios realizados en Italia.

A lo anterior se suma el alto flujo de personas, turistas y trabajadores de la minería, que en condiciones normales circulan por el aeropuerto, la ciudad y pueblos de la Provincia de El Loa, que pueden convertirse en los vectores y transmisores del virus SARS-CoV-2, pudiendo de esta forma transformar a nuestra ciudad y a la provincia en un clúster epidémico y un foco de propagación de la epidemia para la región y el país.

Respuesta del sistema de salud provincial

En la actual situación de epidemia, los profesionales de la salud en general, y en especial aquellos que están en la primera línea de la atención de pacientes, como en los servicios de urgencia, unidades de pacientes críticos y unidades de COVID-19, están más expuestos al contagio, y por tanto deberían tener mayores niveles de exigencia para evitar contagiar a otras personas. Entre las mayores exigencias está el mantener estricta observancia de los protocolos de protección personal, y de las medidas de aislamiento social, como la cuarentena, cuando hayan sido informados como contactos de casos sospechosos o confirmados.

En relación con los últimos casos que han afectado a médicos de la red provincial, la demora de varios días en la confirmación de la enfermedad ha venido a agravar aún más la situación. Poniendo en evidencia la necesidad de contar a la brevedad con mayor capacidad de diagnóstico en nuestra red provincial de salud.

Hasta ahora, cada institución o centro de la Red de Salud de la Provincia de El Loa ha venido implementando planes de respuesta a la epidemia, con distintos niveles de eficacia. Sin embargo, lo que se requiere es articular una respuesta coordinada y diferenciada, tanto frente a la epidemia como para mantener la atención de los pacientes crónicos y agudos.

Esto es necesario dado que podríamos enfrentar un aumento de la morbilidad y mortalidad de nuestros pacientes no COVID-19, en medio o posterior a la pandemia, por descuido de la atención a este segmento de pacientes. Esta última situación podría ser más susceptible de ocurrir en el caso de la Atención Primaria de Salud, agravado por la falta de coordinación con los otros niveles del sistema de salud.

También el manejo de la información se ha transformado en un asunto estratégico, que puede ayudar o empeorar la respuesta de la comunidad. Hasta ahora esto se ha manejado de manera excesivamente centralizada, compartimentada y segmentada, lo que ha contribuido a la desinformación y aumento de la ansiedad y angustia de la población.

Proposiciones institucionales, políticas, sociales y técnicas

Lo anteriormente expuesto fundamenta la necesidad de constituir y reforzar la organización de la Provincia de El Loa en dos niveles:

1. A nivel institucional: Constituir un referente técnico y epidemiológico para coordinar y articular la respuesta de la Red de Salud provincial frente a la epidemia. Esto es una tarea pendiente de la autoridad sanitaria, que por diversas razones no se ha concretado, y que ha debilitado la respuesta que como sistema de salud estamos dando frente a la epidemia.

2. A nivel de la autoridad política y sanitaria: Constituir una mesa de trabajo social, política y técnica para mejorar la toma de decisiones y coordinar con las instituciones y organizaciones de la sociedad civil la implementación de las medidas adoptadas.

La magnitud de la pandemia y sus devastadores efectos sanitarios, sociales y económicos observados en países donde está más avanzada, plantean la necesidad de una respuesta integral que involucre tanto las instituciones y organizaciones de la sociedad civil, así como a los servicios y a las fuerzas de orden y seguridad del Estado. Es por esto que como Coordinadora de Profesionales de la Salud de Calama, esperamos que las autoridades políticas, sanitarias y de orden y seguridad de la Provincia de El Loa incorporen nuestras proposiciones en forma oportuna y eficiente a la respuesta que en la fase actual se está dando a la epidemia de COVID-19.

CALAMA, 10 de abril de 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here