TERRENO HABÍA SIDO OCUPADO PARA USOS HABITACIONALES DE MANERA IRREGULAR DESDE 2016.

Como un “acto de justicia” calificó la diputada Marcela Hernando, la resolución emanada desde Contraloría General de la República, que ordenó el desalojo de un terreno fiscal ubicado en la Población Nueva Alemania en Calama y que según convenios firmados hace 17 años, debía ser utilizado por el sindicato de la Feria Rotativa.

“El año 2003 esta propiedad pasó desde Bienes Nacionales a la Municipalidad de Calama”, comentó Hernando, para luego sostener que “éste había sido entregado en forma absolutamente irregular en el año 2016, como vivienda, en circunstancias que este terreno fue entregado con el único fin de prestar servicios comunitarios a través de la Ferias Rotativas”.

La legisladora expresó que ya había dado cuenta de esta situación por medio de un documento fiscalizador al Seremi de Bienes Nacionales en septiembre de 2018: “En aquel oficio pedí que se inspeccione el uso que la Municipalidad de Calama daba al terreno fiscal, que había sido entregado para que se constituya el área de equipamiento de la “Feria Rotativa”, pero estaba siendo ocupado de manera ilegal para usos habitacionales”, indicó.

En su resolución la Contraloría ordenó a la Municipalidad de Calama instruir un sumario “con la finalidad de investigar eventuales responsabilidades administrativas que pudieran afectar a los funcionarios involucrados, derivada de la situación irregular detectada”.

Finalmente, la respuesta por parte del órgano fiscalizador ordenó el desalojo y la entrega del terreno de vuelta a la Municipalidad para que el lugar pueda prestar el servicio para el que fue otorgado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here