El Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre (CREA) de la Universidad de Antofagasta, estuvo a cargo de rehabilitar a un pequén y un aguilucho, para luego ser liberados junto a la colaboración de CONAF.

En Chile existen alrededor de 520 especies de aves y más de la mitad de ellas están presentes en la región de Antofagasta. Según los últimos registros de CONAF, 32 habitan dentro de la Reserva Nacional La Chimba.

A partir de un trabajo coordinado junto al Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre (CREA) de la Universidad de Antofagasta y la Corporación Nacional Forestal (CONAF), fueron liberadas en la Reserva Nacional La Chimba, dos especies de aves rapaces que corresponden a un pequén y un aguilucho hembra, que estuvieron en rehabilitación entre los meses de marzo y junio de este año.

Según el médico veterinario encargado de la rehabilitación en el CREA, José Montalván, el aguilucho fue encontrado luego de colisionar con un poste de electricidad, sin presentar lesiones graves. En el caso del pequén, este se encontraba deambulando por el sector de Los Arenales desorientado, por lo que se presume que pudo haber sido retenido por personas.

La reserva fue creada para la restauración ecológica del ecosistema costero, por lo que la liberación de estas aves, es un componente beneficioso para la comunidad, ya que entregan servicios ecosistémicos. En este caso, contribuyen a mantener el equilibrio ecológico dentro de La Chimba.

En ese sentido, el Jefe de Áreas Silvestres Protegidas de CONAF Antofagasta, Felipe González, comentó que “la liberación de estas especies es muy significativa para el lugar, considerando que son aves nativas que pertenecen a este ecosistema y ayudan a enriquecer la función de conservación, mediante el  fortaleciendo de la cadena trófica”.

El director del CREA, Carlos Guerra, destacó la labor de los profesionales y voluntarios del centro, quienes “ponen todos los esfuerzos para que los animales se recuperen, se rehabiliten y sean capaces de volver a la naturaleza con buena salud. Me pareció que la liberación funcionó como nosotros esperábamos. Afortunadamente la recuperación no fue complicada, porque no presentaban heridas graves como una fractura’’.

Además, agrega que “lo que estamos tratando de colaborar con CONAF, es buscar elementos que ayuden a encontrar esos equilibrios (ecológicos), y estas aves son especialmente importantes, porque son las que controlan biológicamente a otras poblaciones. Especialmente poblaciones que son ajenas al sistema, entonces esa es la labor que hace nuestro centro’’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here