Se estima que los Gobiernos Regionales y municipios de las zonas mineras, recibirán 450 millones de dólares de recursos frescos.

Después de más de cuatro años de tramitación, la Cámara de Diputadas y Diputados despachó para ser promulgado como Ley el proyecto de Royalty a la Gran Minería del cobre, iniciativa que forma parte de la Reforma Tributaria del Gobierno del Presidente Gabriel Boric.

Este jueves, en sesión especial, la Cámara Baja aprobó (por 101 votos a favor, 24 en contra y 3 abstenciones) las enmiendas realizadas por el Senado y, de esta forma, el proyecto finalizó su tramitación parlamentaria.

En general, el proyecto establece un nuevo esquema tributario para los  explotadores mineros que produzcan más de 50.000 toneladas métricas de cobre fino (TMCF) al año, el que considera un impuesto ad valorem de 1% sobre las ventas anuales de cobre, y un componente sobre el margen minero con tasas entre 8% y 26%, según margen operacional.

También se fijó una carga tributaria potencial máxima  entre 45,5% y 46,5%, dependiendo del volumen de producción.

Esta nueva estructura impositiva empezará a regir a partir del 2024 y, en régimen, espera recaudar 0,45% del Producto Interno Bruto (equivalente a aproximadamente US$ 1.350 millones), de los cuáles US$ 450 millones serán distribuidos directamente para impulsar el desarrollo productivo de las regiones y comunas en todo el país.

Otra de las claves de la Ley de Royalty Minero, es la distribución de parte de la recaudación en tres fondos que buscan fortalecer el desarrollo de las regiones del país, especialmente de las zonas mineras. Se trata de los fondos para la Productividad y el Desarrollo, de Comunas Mineras y de Apoyo para la Equidad Territorial.

En relación a este importante paso para las regiones productoras de cobre, fue que la Delegada Presidencial Regional de Antofagasta, Karen Behrens, dijo que “estas son excelentes noticias para nuestra región y para todas las regiones que son productoras de este mineral. Una ley que se aprueba con más de 100 votos a favor, es una buena ley que da justicia territorial. Además, decir que esta normativa se plantea en varios ámbitos, no solamente en las decisiones en qué se invierten los recursos, sino que aborda el tema de seguridad y de la inversión en la macrozona norte”.

“Se han hecho esfuerzos por parte del gobierno para tener nuestro comité de inversiones interministeriales de la macrozona norte que pronto tendrá una reunión en Antofagasta y esto quiero vincularlo a otro tema, pues los grandes recursos que tendremos por el tema del royalty, y en el futuro, por el litio, nos plantea grande desafíos, principalmente a las comunas. Tenemos que luchar para poner las necesidades de nuestra gente en primer lugar y eso se hace presentando los proyectos necesarios para el desarrollo de nuestra la región y de nuestro país. Por lo tanto, hago el llamado a trabajar rápidamente, a plantear esos proyectos y también a los servicios y al Gobierno Regional para dar curso a esos proyectos. Por último, quiero decir que somos la región minera por excelencia, del país y del mundo, queremos que se desarrolle la minería, pero con justicia territorial que vaya de la mano con el respeto y la protección del medio ambiente”, agregó.

Por su parte, la Seremi de Minería, Macarena Barramuño, destacó el apoyo transversal de los parlamentarios al proyecto, sobre todo, los de nuestra región.

“Además de los tres fondos que ya estaban en este proyecto, salió mucho más robustecido, pues se agregaron fondos como el de seguridad ciudadana, por 350 millones de dólares, y un fondo exclusivo para las regiones de la macrozona norte para apalancar la inversión para los proyectos de infraestructura, con un monto de 200 millones de dólares al año”, precisó.

En tanto, el Seremi de Gobierno Pablo Iriarte enfatizó que “lo destacable del royalty es que hoy son recursos que, en caso del Gobierno Regional, van a un presupuesto de inversión, por lo tanto es el territorio el que define cómo invertirlo en la propia región, y en el caso de los municipios, también son de libre disposición y por eso es importante decir que son recursos frescos en donde el territorio puede decidir cómo invertir y qué problemas abordar. Eso va ligado al hecho de que el royalty no solo tiene que ver con redistribuir recursos y retribuir económicamente a las zonas mineras, sino que también con un espíritu descentralizador y el Presidente Gabriel Boric se ha comprometido a eso, que se liga al proyecto de regiones más fuertes”.

El Delegado Presidencial Provincial de El Loa, Miguel Ballesteros, dijo que “es un día histórico, toda vez que se da respuesta a una necesidad y una demanda de los territorios mineros. Yo quiero recordar que entre los años 2009 y 2011, las y los calameños nos volcamos a las calles para exigir que parte de los recursos que se generan en los territorios, queden en los territorios, no es justo que queden solamente en las externalidades, se requiere también que buena parte de la distribución recaiga en aquellas zonas que generan la riqueza para el país y en ese sentido, el proyecto de royalty para Chile viene a aportar justicia territorial y viene a hacerse cargo de esa demanda histórica. Además quiero decir que aquí no hay letra chica, lo que hay es un sentido de equidad territorial para aportar recursos per cápita a aquellas comunas donde más se generan riquezas. Debiéramos celebrar este hecho que para comunas mineras como Calama, para la Provincia de El Loa, es una demanda histórica y que hoy el  gobierno del presidente Gabriel Boric Font está dando respuesta”.

La recaudación de Royalty comenzaría a llegar a las regiones el 2025, sin embargo, para adelantar recursos para los gobiernos subnacionales, se firmó un protocolo de acuerdo en el que se establecen tres nuevos fondos regionales y comunales: el Fondo Puente de Apoyo a las Regiones y Municipios para 2024, por el 50% del aporte que éstos percibirán con cargo al Royalty minero desde 2025. Es decir, 112,5 millones de dólares a beneficio de los Gobiernos regionales a través del Fondo para la Productividad y el Desarrollo; 85 millones de dólares para el Fondo de Equidad Territorial a distribuir entre las comunas más vulnerables; y 27,5 millones de dólares a beneficio del Fondo de Comunas Mineras.

A eso se suma el Fondo Plurianual para la Seguridad Ciudadana en la ley de presupuestos de 2024. A este fondo se agregará un aporte de 350 millones de dólares anuales por tres años a cuenta del Royalty Minero, desde 2025; y por último el Fondo Trianual de Recursos para apalancar proyectos de inversión en infraestructura productiva en las regiones del norte del país (Arica y Parinacota a Coquimbo). Para esto se contemplarán recursos por un promedio de 200 millones de dólares anuales en las leyes de presupuestos de 2024 a 2026, los que, de acuerdo a una evaluación de su funcionamiento, se incorporarán a la distribución de recursos del Royalty con la misma vigencia de los fondos de beneficio comunal y regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here