Imagen referencial

Tener una nueva mascota implica realizar grandes cambios en nuestros hábitos. Hay que darse el tiempo de educar al nuevo integrante y enseñarles a «ir al baño», dónde dormir, comprar su alimento y entender cuáles son sus necesidades. Por esta razón, algunas personas evitan adoptar, porque sienten que el tiempo es insuficiente para poder asumir esta responsabilidad. Sin embargo, la crisis sanitaria y el aislamiento generaron un cambio en este panorama.

Las mascotas han jugado un rol fundamental dentro de los hogares para muchas personas durante esta pandemia. A pesar de la cuarentena, el protocolo sanitario permite obtener permisos de paseo. Además, los animales han sido una valiosa compañía en estos difíciles tiempos. No han sido pocos los que han decidido adoptar una mascota durante los dos últimos meses, pero el estado de alarma hace que este proceso sea más complicado.

Glinka Jopia, voluntaria animalista de Ángeles Guardianes de Antofagasta, expresó que las solicitudes de adopción a su parecer han aumentado bastante, debido a que las personas se encuentran más en casa, los niños se aburren y deprimen y muchos adultos también se sienten solos y buscan compañía. Sin embargo, no se debe pasar por alto el trabajo y esfuerzo que conlleva tener una mascota.

“El encierro y la depresión que están sintiendo las personas las hacen aferrarse más a las mascotas, pero hay que ver que sean responsables, no son juguetes de entretenimiento para los hijos. Ahí se aplica tenencia responsable, chip e inscripción, esterilización o el abandono después que se normalice todo se puede presentar aún más”, indicó Jopia.

Por su parte, Andrea Alfaro, vicepresidenta Prodas Antofagasta, enfatizó en el proceso de pre adopción que deben pasar las personas solicitantes, en donde su organización se encarga de realizar diversas preguntas para conocer el contexto de la familia, su capacidad financiera y si realmente el animal va a estar en buenas manos.

“Cuando se da un animal en adopción se dice todo lo que tiene que tener para un animal, lo que conlleva la alimentación, la hidratación, los paseos diarios, sus vacunas, sus controles… Lo que más recalcamos es que son seres vivos que sienten que no porque es un animal que no habla, no le van a doler los maltratos físicos. Nosotros somos la voz, así que tratamos de hacer todo lo posible para que las personas entiendan qué significa la tenencia responsable”, indicó.

Además, en relación al maltrato animal, la activista hizo referencia a la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, conocida como «Ley Cholito», normativa que establece una serie de obligaciones que una persona contrae cuando decide aceptar y mantener una mascota o animal de compañía: “Ya no va a quedar impune, ya hay otros organismos, por maltrato animal se puede demandar, se le puede quitar el animal y hay penas monetarias”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here