Investigadora de la Universidad de Antofagasta avizora una revolución en el estudio de los exoplanetas y la búsqueda de vida en el Universo, gracias a las nuevas tecnologías de observación.

Astrónomos de todo el mundo siguen asombrados por las primeras imágenes captadas por el telescopio espacial James Webb, reveladas esta semana por la NASA, junto a las agencias espaciales europea (ESA) y canadiense (CSA).

Bastaron cinco fotografías para confirmar el enorme potencial que tiene este avanzado instrumento científico que, desde su posición, a 1,5 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, observa los confines del Universo con una precisión y profundidad que no se conocía hasta ahora.

La astrónoma Penélope Longa Peña, del Centro de Astronomía de la Universidad de Antofagasta, comparte el sentimiento de asombro y entusiasmo que invadió a la comunidad científica internacional, principalmente por las respuestas que el nuevo telescopio podría entregar en lo que ha sido su campo de estudios, los exoplanetas y la búsqueda de vida más allá de nuestro sistema.

¿Qué impresión le dejaron las primeras imágenes del telescopio James Webb?

Sobrecogedoras. Con los astrónomos del centro llevábamos varias semanas enviándonos correos y especulando qué imágenes iban a revelar, los colegas que trabajan en galaxias estaban muy interesados en que fuera el Quinteto de Stephan, pero otros queríamos ver la imagen del exoplaneta en la Nebulosa del Anillo. Yo trabajo con enanas blancas y ver una enana blanca en el centro de esa nebulosa fue maravilloso, realmente se cumplieron las expectativas.

¿Qué podemos ver en esas imágenes que antes no podíamos observar?

Mucho, depende de cuál observemos, pero hablemos de la imagen llamada el Quinteto de Stephan. Muchas imágenes se han tomado de este grupo de galaxias, pero los detalles de la estructura, colas de gas, polvo y estrellas que tiran las interacciones gravitacionales, zonas activas de formación estelar, no los conocíamos. En la galaxia que se ve a la izquierda, que es la más cercana a la Tierra, más de 100 veces más cerca que el resto, podemos incluso resolver estrellas individuales, que no es algo trivial.

¿Qué tipo de estudios serán los más favorecidos con esta nueva herramienta científica?

James Webb tiene una nueva cámara infrarroja, eso es maravilloso. La luz infrarroja tiene la capacidad de atravesar el polvo, por lo que podemos ver estructuras que nunca habíamos visto antes. En la imagen de la Nebulosa del Anillo es la primera vez que podemos ver la estrella que ha estado emitiendo por milenios esas masivas olas de gas y polvo. Pero para mí lo más importante es que el JWST cambiará es el estudio de los exoplanetas. La imagen del planeta alrededor de WASP 96, no se ve a simple vista tan maravillosa ni llena de colores como las demás, pero es importantísima para avanzar hacia la respuesta de una de las preguntas más fundamentales de la humanidad: ¿estamos solos en el Universo?

¿Por qué es tan importante esa imagen?

Porque es un espectro de la atmósfera del planeta y puedes ver claramente la firma del agua en la atmósfera, entonces nos está diciendo que es un planeta terrestre en la zona habitable de una estrella, y con agua. Eso es maravilloso. Previamente se había visto que podía existir agua, pero no había resolución suficiente en el espectro para ver esa línea de agua, y ahora este instrumento tiene la resolución necesaria para captar las moléculas. En el fondo estamos mirando agua en un planeta que está muy, muy lejos. Para mí es increíble. Imagina que yo empecé a estudiar astronomía cuando recién se estaban confirmando los exoplanetas y ahora estamos mirando lo que hay en su atmósfera.

¿A través de Webb se podrá descubrir vida en otros planetas entonces?

Podría confirmar biomarcadores, o sea, espectralmente detectar elementos o moléculas que en nuestro planeta denotan la existencia de vida, por ejemplo, el oxígeno o el agua, que es la forma mejor que tenemos de aproximarnos a esa respuesta. No podemos enviar un robot a esos planetas, porque están demasiado lejos, pero podemos buscar esos biomarcadores.

¿Técnicamente, qué diferencia al telescopio James Webb del Hubble?

En astronomía, mientras más grande el espejo o lente, más lejos/más débil puedes ver. El espejo del JWST es 60 veces más grande que el de los otros telescopios espaciales, por eso podemos ver galaxias más débiles que están más lejos, como se aprecia en la imagen de SMACS 0723, que es el mismo campo que nos mostró el Hubble, pero ahora podemos ver mucha más acción.

Hace poco el Hubble nos mostró una imagen del agujero negro en el centro de nuestra galaxia, y antes de eso logró registrar la galaxia más lejana. ¿Considera que estamos entrando en una era de grandes descubrimientos para la ciencia astronómica?

La astronomía es una ciencia extraña. No podemos hacer experimentos, sólo podemos observar e interpretar lo que pasa en el cielo. Con la nueva era de instrumentos espaciales, vemos cada vez más allá, y eso nos permite explorar y confirmar fenómenos que previamente eran impensables, como ver un agujero negro. Pienso que con el James Webb no podemos ni siquiera imaginar lo que descubriremos, ni cómo nos va a seguir sorprendiendo.

¿Cuánto más cree que podremos aprender con los telescopios del futuro?

Cualquier estimado que yo pueda dar, les aseguro que se queda corto, pues a la luz de estas cinco primeras imágenes, que prometen mucho, no puedo, particularmente como científica, imaginar hacia dónde avanzarán los descubrimientos dados los nuevos datos, sea como sea, ¡es muy emocionante!

¿Contar con este nuevo telescopio, y con los que se van a construir a futuro en la región, puede contribuir a que más jóvenes se interesen en la astronomía?

Creo que sí, en su momento que se construyera Paranal influyó en que surgieran las carreras de astronomía en Antofagasta y hoy las tenemos en las dos principales universidades regionales, así que ojalá que estos avances despierten más interés todavía en las nuevas generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here