El Juzgado de Letras del Trabajo de Antofagasta dictó sentencia en el juicio que enfrentaba al actual asesor del Intendente, Cristian Zamorano, con sus antiguos empleadores de la Universidad de Antofagasta (UA), rechazando la demanda interpuesta y dando la razón a la casa de estudios que decidió no renovar el contrato del profesor.

Cabe recordar que Cristián Zamorano, contratado actualmente como asesor del Intendente regional de Antofagasta, ejerció funciones en la Universidad de Antofagasta (UA), en la carrera de Derecho. Sin embargo, en octubre del año pasado, el plantel decidió no renovar su contrato, decisión que contó con el apoyo unánime del Consejo de Facultad Ampliado.

En mayo pasado, Regionalista.cl publicó un reportaje que dio a conocer documentos de la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de Antofagasta firmados por el Decano Rubén Gajardo, que dan cuenta de las razones del despido del profesor Zamorano, en donde se formulan duras acusaciones en su contra.

Uno de los documentos detalla las razones que motivaron la desvinculación del académico, enumerando entre ellas un grado académico insuficiente, incumplimiento de obligaciones funcionarias, la no rendición de cuentas en el plazo correspondiente por recursos entregados para cometido funcionario realizado al extranjero, la inasistencia injustificada, actitudes matonescas que incluyen agresiones físicas a un profesor y acoso laboral contra funcionarias y la falta de compromiso con la facultad.

Tras el reportaje, el abogado de Cristián Zamorano, Gonzalo González, desestimó estas acusaciones, señalando que el despido de su representado fue arbitrario y que no obedeció a las causas que se detallan en los documentos internos de la Universidad.

Finalmente, el Juzgado de Letras del Trabajo de Antofagasta desestimó la demanda, en un duro revés para Cristián Zamorano y su equipo jurídico.

«De la prueba incorporada no se ha podido establecer la existencia de conductas de hostigamiento por parte del empleador u otros trabajadores en contra del actor, sino que una serie de problemas suscitados entre el actor y los docentes por diversas temáticas dentro del ámbito laboral y en algunos casos a situaciones personales entre el actor y los docentes por lo que no es posible concluir la existencia de acoso laboral en contra del actor», indica la sentencia.

El Juzgado agrega que los motivos que fundan la decisión de no renovar el contrato son comunicados por el Decano a la Vicerrectoría académica y se incluyen en un documento adjunto que se incorpora en audiencia como “Fundamentos para proceder a la no recontratación del Profesor Cristian Zamorano Guzmán” y que refiere entre otros a «la mala calificación por parte de los alumnos, el que el actor carezca en Chile del Título de Abogado, sobre incumplimiento de obligaciones funcionarias, ineptitud de la programación docente del segundo semestre de 2017, incumplimiento de la obligación e informar sobre cometido, inasistencia injustificada el día 20 de julio de 2017, inadecuadas relaciones humanas con sus compañeros de trabajo, incluyendo conductas de acoso laboral, alude a un incidente con el profesor Juan Paulo Ovalle Cerpa, falta de compromiso con la facultad».

«Que, a propósito de lo anterior, se debe señalar que si bien la jurisprudencia judicial de nuestra Excelentísima Corte Suprema se ha inclinado en numerosas sentencias por una tendencia protectora del empleo y, en el mismo sentido, se ha manifestado la jurisprudencia de la Contraloría General de la República en un intento de evitar decisiones inmotivadas de la autoridad administrativa al poner término a contrataciones de larga data, reconociendo el principio de la confianza legítima, ello no impide que la autoridad administrativa pueda tomar la decisión justificada de no renovar una contratación como es el caso, en el que más allá de que la decisión no sea del agrado el actor o no lo sean las motivaciones, ello no involucra vulneración de derecho alguna», añade la setencia.

El Juzgado también agrega que ha quedado de manifiesto que el demandante se encuentra prestando servicios a través de un contrato a honorarios para la Intendencia Regional, «por lo que tampoco se ha vulnerado su derecho a la libertad de trabajo, no habiéndose acreditado la vulneración de derechos denunciada, por lo que deberá rechazarse la demanda intentada».

«Que,  se rechaza la demanda de tutela de derechos fundamentales interpuesta por don Gonzalo Andrés González Guerrero, abogado en representación de  don  CRISTIAN ANDRES ZAMORANO GUZMAN,  dirigida en contra de la UNIVERSIDAD DE ANTOFAGASTA,  representada por su rector don Luis  Alberto Loyola Morales, todos ya individualizados», concluye la sentencia.

Consultado por Regionalista.cl, el abogado Gonzalo González respondió vía correo electrónico lo siguiente: «Sin comentarios. La justicia se pronunció y respetamos la institucionalidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here