JORDAN PLAZA Y FELIPE MUÑOZ IRÁN A LA CIUDAD DE CASTRO PARA INVESTIGAR, PRODUCIR OBRAS Y EXPONER EN LA ISLA GRANDE.

Desde mediados abril a la primera quincena de mayo, Jordán Plaza, oriundo de María Elena, y Felipe Muñoz de La Serena, serán los protagonistas de la segunda versión de la residencia ISLA-ISLA que se realizará en el Museo de Arte Moderno (MAM) de Chiloé, iniciativa que teje diálogos de norte a sur y que busca diferenciarse de otras instancias similares que se insertan en el panorama artístico, a través de un trabajo creativo desconectado de la urbe.

Para Colectivo SE VENDE y MAM Chiloé, organizadores de la residencia, es muy relevante impulsar la investigación artística centrada en el contexto y por eso ofrecen a sus residentes la posibilidad de interactuar con la cultura y la geografía del norte y el sur del país.

Los nuevos residentes ISLA-ISLA contarán con el alojamiento y un viático para alimentación, acceso a los talleres del museo, además del apoyo del equipo del MAM en el montaje de su obra, resultado de su estadía en un centro activo que a partir de 1988 promueve el arte contemporáneo en todas sus manifestaciones, desde un escenario independiente.

Los seleccionados

Felipe Muñoz Tirado tiene 22 años. Cursa el último año de la carrera de Periodismo y Licenciatura en Comunicación Social y es fotógrafo documental independiente, integrante del colectivo FiRC (Fotógrafos Independientes de la Región de Coquimbo). Es colaborador en la revista digital Blasfemia Magazine y participó de la investigación y curaduría comunitaria para la exposición fotográfica Me ataranta lo que veo: registro de los 80’ de la fotógrafa Inés Paulino. Al enterarse de la noticia, comentó estar «muy emocionado, porque esto no lo esperaba. Fue muy motivante ser parte de SACO8 y haber conocido a todos sus integrantes, sentir su apoyo a lo largo de mi participación, porque soy un artista joven y esta oportunidad me impulsa a seguir desarrollando mis proyectos artísticos».

Jordán Plaza nació en María Elena en 1991. Actualmente,reside en la ciudad de Antofagasta donde estudia Ingeniería Civil de Minas, desarrollando en paralelo ejercicios de arte contemporáneo. Ha participado en diversas instancias en colaboración con artistas nacionales e internacionales y en 2016 y 2018 formó parte de Desiertos Intervenidos (laboratorios de vinculación con el medio) de SACO. En 2017 expuso en Ven a mi casa la obra Livin’, mientras que en 2018, lo hizo en Curadores Nepotistas con la obra Ensayos para una vida ideal. Plaza destacó «la importancia de ser parte en un proyecto de la magnitud de SACO y la exposición que montamos junto a otros artistas emergentes en el Salón Chela Lira. Fue una grata experiencia y más grato todavía saber que el trabajo que presenté fue apreciado por los curadores del MAM. Estoy muy agradecido por esta selección».

A diferencia del año pasado, en donde los seleccionados por convocatoria fueron Priscila Peralta, ecuatoriana con base en Iquique, y David Corvalán de Calama, esta vez fue la visita de los directores del MAM a la muestra Nosotros, los ancestros, en el Salón Chela Lira de la Universidad Católica del Norte, producto de la curaduría pedagógica desarrollada en el marco de SACO8 bajo la tutela del destacado artista visual chileno Cristóbal León, la que motivó la selección espontánea de Felipe y Jordán, quienes expusieron las obras Un acercamiento a la arqueología del skate y Transistasis, respectivamente.

Eduardo Feuerhake, integrante del Directorio del Museo de Arte Moderno de Chiloé enfatizó que «los trabajos de Felipe Muñoz y Jordán Plaza fueron seleccionados por la curadora del MAM desde una exposición conformada por ocho artistas emergentes. Ambos artistas destacaban por la originalidad de su trabajo, así como la profundidad de sus contenidos. Dado que conocemos su obra y se trata de artistas invitados, su lugar en la exposición está asegurado. Dependerá de lo que desarrollen durante su residencia, el lugar y tamaño de espacio que se les otorgue para exponer».

Una iniciativa con proyección, pues Dagmara Wyskiel, directora de Colectivo SE VENDE y SACO, tiene en mente un proyecto expositivo en 2021 con los cuatro residentes nortinos de MAM: Priscila, David, Jordán y Felipe, a los cuáles se les asignaría un curador externo a finales de 2020, para cuando el Festival se convierta en la primera Bienal de Arte Contemporáneo en Chile.

Así, Colectivo SE VENDE, gestores del primer certamen internacional de artes de la visualidad en el lugar más seco del planeta y de ISLA (Instituto Superior Latinoamericano de Arte y Centro de Residencias Artísticas) sigue expandiendo sus redes nacionales e internacionales y potenciando la investigación artística en el territorio, gestando estrategias de desarrollo vinculadas al trabajo en red con artistas, instituciones y organizaciones culturales, en contacto con el territorio y residencias como un factor en la dinamización de arte contemporáneo local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here