La AFP Provida recibió la mayor multa aplicada hasta ahora por la Superintendencia de Pensiones, luego de detectarse una serie de malas prácticas en la captación de nuevos cotizantes.

El organismo regulador de las AFP aplicó un castigo de 5.000 UF, equivalente a unos 137,8 millones de pesos, por casos de entre 2014 y 2017.

Entre las irregularidades se encuentra el pago de incentivos económicos a los afiliados por parte de agentes de ventas para cambiarse a Provida, algo prohibido en la ley.

A lo anterior se suman falsificaciones de documentos e, incluso, casos de suplantación de identidad para mover fondos de un afiliado hacia esta compañía.

La empresa respodió a esta multa señalando que el caso se refiere a hechos puntuales y aislados, los cuales considera «inaceptables, y que están estrictamente prohibidas en nuestras políticas comerciales», según consignó El Mostrador.

Además, planteó que «la multa impuesta por la Superintendencia de Pensiones nos parece desproporcionada, y estamos evaluando las distintas acciones para hacer valer nuestros derechos, de acuerdo a la legislación vigente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here