En lo que fue definido como «apagar el fuego con bencina», esta tarde el gobierno confirmó que decidió invocar la Ley de Seguridad del Estado para aplacar las masivas protestas por el alza en la tarifa del transporte público.

Quien confirmó la medida fue el ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien afirmó que se invocará la normativa contra quienes resulten responsables de los desmanes ocurridos en medio de las jornadas de «evasiones masivas».

El secretario de Estado formuló el anuncio tras participar, junto a la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y representantes de Metro, en la reunión extraordinaria que el Presidente Piñera encabezó en La Moneda para evaluar los pasos a seguir tras el caos que se vive en la capital.

«En nombre del Gobierno de Chile queremos condenar enérgicamente los hechos de violencia y vandalismo que se han producido en el día de hoy, atacando el Metro de Santiago. Son hechos de vandalismo que están organizados y ejecutados por grupos organizados», dijo Chadwick.

Agregó que «dada la seriedad y gravedad de los hechos hemos desde hace algunos días, pero muy especialmente hoy y a partir de hoy, reforzado la presencia y dotación de Carabineros de Chile con el propósito de que cumpla con su deber constitucional de proteger el orden público y la seguridad de las personas, y para ello cuentan con todo el respaldo del Gobierno, en el cumplimiento del deber, de acuerdo a la ley».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here