Con marchas por el centro de Antofagasta, los Médicos Generales de Zona (MGZ) de la capital regional continúan movilizándose para denunciar el grave incumplimiento del compromiso escrito por parte de las autoridades de salud, respecto a la mantención del plan de becas de especialidad para los médicos.

A juicio de los facultativos, este incumplimiento terminará afectando a los pacientes de regiones y zonas extremas que contarán cada vez con un menor número de médicos especialistas, o la nula presencia de estos profesionales, para sus atenciones de salud en hospitales públicos.

Según la presidenta de la Filial Antofagasta de la Agrupación de Médicos Generales de Zona, Doctora Pamela Avendaño, la movilización cuenta con un 100% de adhesión a lo largo del país, lo que representa un total de 2.500 médicos generales en protesta a nivel nacional, 110 en la Región de Antofagasta y 26 en la comuna de Antofagasta.

Este jueves 22 de agosto los médicos se congregaron en el centro de Antofagasta para entregar información sobre su movilización a los transeúntes, de manera de explicar los motivos de esta movilización que ya cumple varios días.

Regionalista.cl conversó con la Doctora Lorena Piquimil, quien explicó que los Médicos Generales de Zona, como agrupación, tienen 64 años de historia «llevando salud desde Visviri hasta Puerto Natales».

«Cuando cumplimos tres años de trabajo en los servicios en los que estamos destinados, podemos postular a nuestras becas de especialización. La problemática en este momento es que la cantidad de cupos no es suficiente para la cantidad de postulantes. Hoy día están postulando alrededor de 900 colegas y hay solo 700 cupos de especialidad en todo Chile», indicó la facultativa.

«La otra problemática que estamos viendo es que la calidad de esas becas no está acorde a la realidad del país. Por ejemplo, vemos que las listas de espera más largas como oftalmología y urología, son las becas que hay menos cupos disponibles. También hay pocos cupos para geriatría», añadió.

Finalmente, la Doctora Piquimil lamentó que «en este momento el gobierno está dando como respuesta que son las universidades las que no quieren entregar los cupos, pero en realidad nuestro compromiso y nuestro contrato es con el gobierno, no es con la universidad. La idea es que el gobierno se comprometa y responda a nuestras necesidades. Las universidades también están en conversaciones con nosotros y en realidad no son ellas las que están poniendo la piedra de tope».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here