Francisco González es un joven emprendedor de Antofagasta que lleva 30 años viviendo en la villa El Salar. Hace tres meses se motivó a recuperar un espacio que hasta ese entonces era un sitio abandonado.

Se trata de un terreno que se ubica en las cercanías del sector Cachimba del Agua y que es cara visible y de ingreso a la ciudad.

“Esta es una iniciativa propia como vecino para recuperar este espacio. Vivo acá con mis padres hace 30 años y en enero empezamos a arreglar y mejorar aquí”, cuenta Francisco.

La iniciativa se basa 100% en reciclaje, para lo cual utiliza palets, maderas, fierros y cualquier elemento que es donado por otras personas o recuperado por este joven. Francisco tiene experiencia en esta materia y hoy se dedica a un emprendimiento de fabricación de muebles.

“Con estos materiales empezamos a hacer bancas y a arreglar este sector. Queremos mejorar la población. Por eso estamos plantando árboles y hermoseando”, relata.

Sin embargo, sus anhelos de tener una mejor población se ven afectados por la inseguridad que genera en el sector la presencia de una gran cantidad de camiones que arriban a cargar agua todos los días y en todos los horarios.

“Aquí se colapsa con camiones que cargan agua. Son muchos camiones, obstaculizan el tránsito, la pasada. Es muy reducido el espacio. Y es peligroso para la gente que transita por acá. Además, correo mucha agua que se pierde cada vez que hay cargas”, advierte.

A esto se suma la deficiente iluminación del sector durante las noches.

“Acá lo ideal es contar con más iluminación. Ojalá postes con paneles solares. Esperamos que haya más seguridad en el área”, comenta.

“Acá nos sirve de todo para construir juegos para los niños o ir cerrando. Madera, fierros, todo sirve. Acá quienes estamos 100% somos nosotros como familia, más un vecino que nos apoya. Pero principalmente somos nosotros como familia”, recalca Francisco González.

Una iniciativa digna de ser apoyada y que espera contar también con la atención de las autoridades, especialmente en lo que se refiere a la presencia de camiones y a la iluminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here