La Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió el recurso de protección presentado por los socios de la agrupación «Hijos y amigos de María Elena» y ordenó al municipio antofagastino respetar el uso de un espacio en la sede social Salar del Carmen.

Cabe recordar que los vecinos y vecinas pampinas denunciaron en abril pasado el incumplimiento de los acuerdos adoptados por el Concejo Municipal de Antofagasta, respecto al uso de la sede social que ocupaban desde el año 2010 en calle Colombia y que fue entregada en comodato a la Junta de Vecinos N°36 Salar del Carmen.

De acuerdo a lo señalado por la directiva de la agrupación en esa oportunidad, “en sesión de concejo del 10 de mayo de 2017 se determinó la entrega en comodato del segundo piso del inmueble donde se ubica la sede vecinal Salar del Carmen. Junto con esto, se estableció que nuestro Centro Social Hijos y Amigos de María Elena podría seguir utilizando las dependencias que ocupamos desde el año 2010”.

Sin embargo, la organización denunció que “se ha incurrido en una ilegalidad, toda vez que no se está respetando un acuerdo adoptado en una sesión ordinaria del Concejo Municipal de Antofagasta”.

“En estos momentos existe una orden de desalojo por parte de la Municipalidad de Antofagasta. No obstante, desde el 15 de septiembre del año 2017 no podemos acceder a la que fue nuestra sede, ya que sin consulta previa la autoridad comunal en conjunto con la directiva vecinal, cambiaron las chapas de ingreso, sin poder retirar nuestros bienes”, denunciaron en su oportunidad.

Esta situación motivó la presentación de un recurso de protección contra la municipalidad de Antofagasta, representada por la alcaldesa Karen Rojo.

En un fallo del 14 de junio, la Corte de Apelaciones de Antofagasta determinó que la Municipalidad actuó de manera arbitraria e ilegal al cambiar la chapa e impedir el uso del espacio y acogió la acción presentada, indicando que la autoridad comunal deberá respetar «el uso del segundo piso de la propiedad ubicada en calle Colombia 842 a favor de la agrupación Centro de Hijos y Amigos de María Elena, debiendo velar la Ilustre Municipalidad de Antofagasta porque se respeten los horarios y días de uso».

Las socias pampinas agradecieron a la agrupación «Acción Mujer Antofagasta» por su apoyo en esta acción judicial, especialmente a la abogada Fabiola Rivero, quien patrocinó este recurso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here