EN MEDIO DEL ESTALLIDO SOCIAL Y LA CATARSIS PROVOCADA POR LOS EFECTOS DE LA INTERVENCIÓN DE «LAS TESIS», MUJERES DE TODO EL MUNDO HAN SALIDO A RELATAR SUS EXPERIENCIAS DE VIOLENCIA SEXUAL.

Este miércoles un grupo de universitarias, principalmente de la Universidad Santo Tomás, se reunieron para realizar la intervención “Un violador en tu camino” frente a la sede antofagastina, como una manera de visibilizar las denuncias internas de acoso sexual en la
institución.

Una funcionaria, que pidió mantener su anonimato, nos relató distintas situaciones vividas tanto por ella como por sus compañeras, acciones que hasta el día de hoy han quedado en nada. Ella asegura que “entre las distintas áreas, especialmente entre las secretarias de los pisos, siempre han hablado que desde hace mucho tiempo hay personas que estarían acusadas de acoso en la sede, partiendo por el rector Exequiel Ramírez”.

Este mismo -según el relato- la habría acosado por redes sociales, respondiéndole historias en Instagram con emojis en reiteradas ocasiones, bloqueándolo de estas finalmente, “porque me parece que es como súper incómodo que prácticamente tu jefe te esté buscando en redes sociales”. Pero esto también se repetía en su lugar de trabajo a base de comentarios machistas como “hoy te ves bien», pero «ocultándolo detrás de una sonrisa», como comentó.

Ensayo PSU

Otra situación que comentó esta funcionaria se remonta al mes de abril de este año, en medio de un ensayo PSU destinado a jóvenes de educación media que se acercan hasta la sede a participar.

En esa ocasión el protagonista fue el director académico Jorge Torres: «Estábamos sacando unas fotografías sociales y en una de esas fotos salían unas chicas que eran pequeñas obviamente, porque venían a hacer el ensayo, yo creo no debieron haber tenido más de 18 años», relata la funcionaria.

«Luego de tomar la fotografía se acercan bastante nerviosas al área de admisión, y ahí hay muchos testigos, hay muchas chicas y también chicos que son parte del equipo de admisión que las vieron y que presenciaron cómo llegó esta estudiante a quejarse en contra de Jorge Torres, diciendo que él, al momento de tomar la fotografía, la había agarrado de una manera un poco comprometedora. Creo que la había tomado de la cintura y al parecer le habría dado como un beso muy cerca de la boca», agrega.

La joven pidió la no publicación de la fotografía, según la testigo, porque “no quería ser parte de esto, porque se sintió acosada. Se le informó al rector de la sede y bueno, ellos entraron a una oficina con Jorge Torres, hablaron encerrados y no sé en qué habrá quedado. Nunca se hizo nada, no se gestionó nada, no se culpó de nada y nunca incluso más se volvió a tocar el tema”.

Acoso laboral

También, otra de las denuncias realizadas por las mismas funcionarias es hacia el director del área de admisión José Luis Henríquez, por acoso laboral.

Según el relato, el día en que una funcionaria “explotó y quiso poner la acusación contra él, en el área de recursos humanos, fue porque el tipo le preguntó por qué estaba trabajando tan desmotivada y ella le dice ‘no, la verdad no tengo nada que hablar contigo’ y él la sujeta por la cintura y le dice que le diga que es lo que ocurre”.

Por otra parte, también se nombra a otro profesional: “El director de área de formación e identidad, Rodrigo Bruna, también estaría acusado de acoso”, pero no se habrían tomado medidas al respecto.

La funcionaria relaciona la falta de acciones ante estas situaciones con el temor que algunas de sus compañeras sienten por la posibilidad de perder sus trabajos si se hace una denuncia o que simplemente no se haga nada al respecto, como ha ocurrido con anterioridad.

Al cierre de esta nota no había sido posible obtener la versión de la institución y de los funcionarios aludidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here