En medio del calor y mensajes de protesta contra la desigualdad, María Berríos y Sergio Yáñez decidieron oficializar su relación de 29 años ante el Estado y la iglesia en un lugar muy peculiar: La Plaza de la Revolución de Antofagasta, todo ante los atentos ojos de sus familiares, amigos y transeúntes que se encontraban en el sector.

Este icónico espacio público ha sido testigo de momentos especiales. Algunos tristes o adversos, como las ceremonias en memoria por los fallecidos en el Estallido Social, y las congregaciones exigiendo la libertad de los presos políticos de la revuelta, pero también momentos desbordantemente felices, como las celebraciones por el triunfo de la opción  “Apruebo” y ocasiones como ésta, donde el amor se vivió a flor de piel.

Familia de convicciones

Es por esto que María Berríos, como forma de hacer más especial este día, eligió la Plaza del Mercado como escenario para contraer matrimonio con el que es el padre de sus 6 hijos, y abuelo de 10 nietos. “Al fin”, se escuchaba decir entre el grupo de gente. “Este lugar es muy especial para nosotros. No me interesa si hay cosas escritas, es algo por lo que al menos yo y mi familia hemos marchado y apoyado, la liberación de los presos políticos, las injusticias sociales y mucho más”, sostuvo emocionada María, a quien sus amigos apodan como «La Rubia».

“Fueron mi esposa e hijos los que me motivaron a participar de las marchas. Y sé que ninguna de las cosas por las que estamos luchando serán para mí sino que para mis nietos. Solo me queda esperar que mi jubilación no sea tan mala”, aseveró Sergio Yáñez sobre el motivo de su participación en el estallido social con su familia.

Al son de Jerusalema

Luego de una linda ceremonia, donde también entre los presentes se encontraban amistades que se conocieron en las marchas, la familia Yáñez Berríos deleitó a los asistentes con un baile familiar de la canción “Jesursalema” de Master KG, un tema especial para María, Sergio y su gente, para luego acudir a una celebración más íntima en su barrio.

Finalmente, Sergio Yáñez y María Berríos son un ejemplo de la importancia de amar en tiempos difíciles, ya que amar es un acto revolucionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here