El alcalde de San Pedro de Atacama, Aliro Catur, respaldó las urgencias planteadas por los presidentes de las comunidades indígenas atacameñas, referidas a terminar las obras de mitigación en el río San Pedro. Lo anterior, en medio de la alerta preventiva que se mantiene en el interior de la región debido a las lluvias estivales.

Hace algunos días se realizó un intenso Comité de Emergencia Regional (COE) encabezado por el intendente regional Edgar Blanco y con la presencia de seremis, jefes de servicio, directores municipales, Cores y concejales.

La sesión, con un enfoque de prevención operativa, se realizó en momentos en que estaba vigente la alerta amarilla climatológica, la que se canceló en las últimas horas por parte de la Onemi, encontrándose actualmente la comuna precordillerana en alerta temprana preventiva desde el domingo 26 de enero.

Durante la reunión, los dirigentes atacameños advirtieron el retraso en el inicio de las obras de retiro de tierra removida desde el cauce del río San Pedro, en el sector de Quitor. En este marco, el alcalde Catur solicitó al intendente Blanco la necesidad de agilizar el traspaso de recursos hacia los proyectos de emergencia pendientes que el municipio ingresó hace varios meses y que permitirían atender las problemáticas levantadas durante el Estado de Catástrofe del invierno altiplánico de 2019.

El alcalde precisó que de las 405 Fichas Básicas de Emergencia (FIBE) aplicadas a las familias afectadas y entregadas al Gobierno Regional por el municipio, solo 54 fueron acogidas. «Es importante dar una solución a los afectados», enfatizó Catur.

Además, la autoridad comunal de San Pedro de Atacama informó que recién están en licitación los motores de generación eléctrica para los poblados de Peine y Camar, debido a que las platas fueron transferidas al municipio desde el Gobierno recién a fines de diciembre pasado. A este proceso de compra se agregará otro generador para Talabre.

Retiro excedentes río San Pedro en Quitor

En relación al traslado de excedentes con maquinaria pesada desde el cauce del río San Pedro en Quitor (tierra y materiales), el alcalde Aliro Catur señaló que estas obras comenzaron en tiempos donde ya se registra la llegada de las lluvias estivales.

En este sentido, los dirigentes atacameños expresaron que la llegada de las primeras lluvias es una señal de alta preocupación y riesgo ante el posible aumento significativo del caudal que puede terminar por arrastrar el material acumulado en el lecho, afectando o dañando a familias y el territorio.

Esta acumulación de tierra se produjo tras la instalación de gaviones y ampliación de la «caja» hidráulica del afluente, mitigaciones de emergencia implementadas tras las lluvias de enero y febrero de 2019, las más fuertes de los últimos 50 años en Atacama La Grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here