El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, visitó la región de Antofagasta la semana pasada, para participar en diversos foros y conversatorios. En un diálogo con Regionalista.cl abogó por «la unidad social y política más amplia que se pueda lograr» entre los partidos de centro izquierda, de cara a las elecciones municipales y de gobernadores regionales de 2020. También evaluó los proyectos de farmacia, óptica, inmobiliaria y librería popular, así como otras iniciativas que ha impulsado desde el municipio.

¿Cuál es el motivo de su visita a la región?

Mi presencia nace a partir de una invitación de la Universidad Católica del Norte (UCN) con Techo y otra organización, para participar en un seminario sobre integración social, cómo construir una ciudad para todos y todas, tomando en cuenta las variables de equidad territorial y justicia. Es un panel donde íbamos a compartir con el ministro y la alcaldesa de Antofagasta, que finalmente se baja. También asesores ministeriales para la formulación de la ley de integración social y algunos académicos expertos. En ese contexto, cada vez que yo viajo invitado por alguna institución, siempre el Partido Comunista aprovecha de organizan eventos que fortalezcan al partido. He aprovechado de compartir con muchos vecinos y vecinas. Tuvimos un conversatorio en el Colegio de Profesores, reuniones en una junta de vecinos del sector, un seminario, otros conversatorios. También actividades en Calama.

Sobre la ley de integración urbana, ¿cuál es su opinión?

Yo creo que es una mala ley, porque no se atreve a cambiar de enfoque. Sigue profundizando el modelo que ha llevado a esta fragmentación y esta segregación urbana. No reconoce lo que debiera ser una herramienta fundamental, que es el rol que el Estado debiera jugar y que está ocurriendo hoy día en todos los países desarrollados. Y sobre todo el rol de los gobiernos locales. Si uno mira a Europa, hoy día están en una discusión que ya lleva muchos años, de remunicipalización de un conjunto de servicios y derechos sociales que ni el Estado central ni el mercado han logrado resolver de una manera positiva. Por ejemplo, en Berlín acaban de decidir municipalizar todas las viviendas. En Suecia el 60% del parque habitacional es municipal. En Roma 32 mil viviendas municipales. La integración social no es solo que vivamos juntos, es que vayamos a los mismos colegios, que vayamos a los mismos consultorios, que estemos en las mismas plazas, que compremos en los mismos lugares. Acá hay una sociedad donde muy pocos tienen mucho y otros tienen muy poco o casi nada. La ciudad es igual. Hay algunos barrios que tienen de todo, muy cerca y a la mano, con estándares formidables. Y hay otros barrios con estándares paupérrimos. Así es como el neoliberalismo actúa.

¿Cómo ha sido la experiencia con la inmobiliaria popular?

Acabamos de terminar, esta semana, la obra gruesa. Ya llevamos casi 50% de avance, ya en las faenas de tabiquería interior de la vivienda. Esto nos hace pensar que podríamos estar entregando obras a mediados de enero. Ya en octubre vamos a empezar a abrir el proceso de concurso para ver a quienes se les asignan estas viviendas en arriendo a precio justo. Este es un proyecto bastante notable, que le va a ofrecer a Chile las primeras 38 viviendas públicas de la historia de la República.

¿Y este modelo utiliza la legalidad existente?

Entre comillas, porque esto fue una ley de presupuesto nacional que generó una glosa durante el gobierno de la presidenta Bachelet, que fue conversado por los alcaldes que le expresábamos que había que salir a intervenir el mercado abusivo de los arriendos. La presidenta Bachelet se convenció de aquello y dejó establecida la partida presupuestaria, pero este gobierno no le asignó dinero y se cortó el proceso. Y Recoleta quedó como la única municipalidad de Chile que pudo acceder a este tipo de beneficio.

¿Cómo ha sido la evaluación de los otros proyectos emblemáticos de Recoleta como la Farmacia Popular, la Óptica?

Nosotros estamos muy contentos con todo lo que se ha logrado. Primero, porque desde un gobierno local hemos logrado marcar la discusión nacional con una presencia que no creo que otro alcalde haya logrado. Hemos logrado meter una cuña al modelo, en términos de entender que se puede discutir el rol que tienen que jugar los gobiernos locales para resolver necesidades urgentes de la población que en 25 años el Estado central y todo el sistema político nacional no logró resolver. El hecho de que hoy día los principales actores de la política nacional sean alcaldes, el hecho de que hoy día todos tengan puestos los ojos en los municipios, de manera de poder exigirles mayor participación y protagonismo en la resolución de conflictos, creo que es un tema que viene de los proyectos emblemáticos de Recoleta. Tenemos la Universidad Abierta de Recoleta, con un claustro académico de más de 400 profesores. Tenemos las Escuelas Abiertas, Salud en el Barrio, la Librería Popular. O la Óptica Popular. Recoleta representa la forma en como los comunistas nos estamos imaginando el país en que queremos vivir en el futuro.

De cara al proceso electoral 2020, ¿qué posibilidades ve de alianzas amplias en la oposición?

Nosotros los comunistas creemos que estamos ante una oportunidad única de arrebatarle a la derecha… incluso arrebatarle casi la totalidad de los municipios donde gobierna. Este gobierno ha sido un verdadero fracaso. Por lo tanto hoy día los alcaldes del conglomerado de gobierno están en una muy mala posición para ir a pelear una reelección, porque les han recortado los presupuestos y los tiempos mejores nunca llegaron. Y, por lo tanto, todo aquello por lo que ellos se jugaron en una elección presidencial, muchas veces engañando a la gente, sencillamente no pasó. En ese contexto estamos apostando a la unidad social y política más amplia que podamos lograr. Y somos partidarios de invertir un poco el orden que se está dando hoy día. Hay muchos actores políticos que parten vetando y diciendo «No a esto, no a esto otro». Nosotros hacemos el ejercicio al revés: Mira, estamos por un pacto nacional de toda la centro izquierda. Y entendemos que algunos partidos no quieran apoyar a personas con nombres y apellidos específicos en distintas latitudes, por problemas ya sea de probidad o de asociación con problemas sociales, como puede ser la narcopolítica o problemas de travestismo político. Entonces, más que partir diciendo que estamos por no tener ningún pacto y apoyar algunas experiencias exitosas (que es lo que ha dicho en algún momento el Frente Amplio), nosotros proponemos partir al revés. Esperamos que se haga la alianza y que todos tengan derecho a dejar afuera a los que de común acuerdosintamos que no deben estar.

¿Es partidario de las primarias?

El PC está convocando a primarias en todas las comunas de Chile, incluidas aquellas en donde nosotros gobernamos, hace más de un año.

¿Tiene esperanza de que ese llamado sea escuchado?

Yo creo que empiezan a darse iniciativas bastante interesantes. Chile 21, una fundación ligada al PPD, ha lanzado una invitación abierta a todos los posibles pre canditados presidenciales, a empezar a participar en debate sen todo Chile y en todos los temas. Esto con miras a ir construyendo un escenario de primarias abiertas para ojalá llegar con un candidato único. Nosotros esperamos que se dé. No somos partidarios de los vetos en política. Entendemos que se puedan vetar nombres por su vinculación a hechos que son inaceptables, pero no somos partidarios de vetar movimientos o partidos políticos.

¿Y en el tema presidencial? ¿Hay aspiraciones de su parte? Ha sonado mucho como posible candidato…

El Partido Comunista ya ha definido que va a llevar candidato o candidata presidencial en la próxima elección.

¿Y está disponible para eso?

La verdad es que todos los militantes del Partido Comunista estamos absolutamente disponibles para lo que el partido defina. En este minuto yo soy candidato a la reelección en Recoleta. Pero la ley permite que alcaldes en ejercicio puedan ser candidatos presidenciales, como pueden ser los senadores y los diputados. Por lo tanto, después de las municipales el partido va a definir quién será su candidato o candidata. Y en ese minuto lo que resuelva el partido será asumido por todos los militantes, hombres y mujeres del Partido Comunista y de la Juventud Comunista de Chile, con total certeza.

¿Cree que el Partido Comunista tiene que deconstruirse en relación al feminismo, la diversidad sexual y otros temas?

Yo creo que la experiencia de los movimientos comunistas a lo largo del mundo es muy variopinta y muy compleja. Desde la experiencia soviética, la experiencia cubana y las experiencias en muchas latitudes. Yo no soy partidario de andar buscando referentes externos, porque creo que nosotros somos capaces de construir nuestro propio modelo. Y en ese propio modelo nosotros hemos ido asumiendo una actualización hace mucho tiempo. Yo reconozco que hace 30 años quizás, había mucho machismo y mucha homofobia en el Partido Comunista. Pero hoy día eso creo que está absolutamente superado. Es probable que, como en todas las instituciones, queden algunos aspectos que deconstruir y algunas cosas que incorporar en el programa. Pero esta es una discusión abierta que yo creo que vamos asumiendo en una condición de vanguardia. Yo recuerdo que la primera ordenanza de acoso nace en Recoleta. Además se han levantado propuestas que incluyen un enfoque de género súper fuerte y determinado, así como enfoques de inclusión social.

1 Comentario

  1. Lo que dice este responsable político, Daniel Jadue, es admirable de sensatez y de humanidad. Un punto sobre el que quisiera llamar la atención es que considera él los problemas socioeconómicos empezando por donde se debe empezar, es decir, desde el punto de vista de los valores humanos éticos e ideológicos. No empieza razonando como los capitalistas ultraliberales quienes reducen toda actividad humana, todo objeto, a su lugar en el mercado. Se convierten así en robots porque ya no tienen que pensar: para decidir les basta con mirar maquinalmente el mercado. Y olvidan, convenientemente, que la economía de mercado es una posición ética y política, humanamente indigna y voluntariamente adoptada. Es útil que el lector sepa que el Partido Comunista tiene una base filosófica, profunda y sólida, constituida por los escritos del mayor pensador político de la humanidad: Karl Marx. Lo que se impone entonces ahora es reactualizarlo de acuerdo a las características del mundo actual, lo que por lo demás, imagino, no es muy difícil para los especialistas porque la desigualdad y la situación de los pobres, en muchas sociedades, no difieren sustancialmente de aquellas de la segunda mitad del siglo 19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here