“Si bien la pandemia ha afectado a gran parte de la población, para las personas trans ha sido mucho más difícil, ya que dentro de las siglas LGBTIQ+ somos la población más segregada por la sociedad”. Así alertó Macarena Salles, presidenta de la Agrupación Trans Libera Acción Arcoiris de Antofagasta, sobre la falta de ayuda para su comunidad, ante la crisis económica que se vive en nuestro país.

Cabe destacar que actualmente se están realizando encuestas nacionales como la del proyecto “Cuerpos en Transito” que busca tener un panorama acerca de las experiencias trans en el sistema de salud. Además, después de dos sondeos el año 2020, el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) lanzó una tercera encuesta este mes para ver las percepciones e impacto del coronavirus en personas LGBTIQA+ en Chile durante el 2021.

Si bien hay encuestas que se hacen en Santiago y tratan de abarcar a todo el país, para Macarena no terminan siendo representativas, ya que no solo en la región metropolitana o en Antofagasta hay discriminación y falta de ayuda.

La atención de salud recibida por parte del politrans levantado por su agrupación en conjunto con el Servicio de Salud y el Hospital Regional de Antofagasta ha sido muy buena según comentó la dirigenta, incluso llegando con los medicamentos necesarios para su transición a domicilio. Sin embargo, pese a toda la difusión que se ha hecho con instructivos de la circular 21 y 34, aún existe discriminación por parte de algunas enfermeras que llaman a las personas por su nombre registral en el carnet, y no por su nombre social como está establecido en dichos instructivos.

Ayuda

Por otra parte, la ayuda que han recibido ha considerado dos cajas con víveres, una que consiguieron hablando con la seremi de la mujer y otra de la casa de la diversidad de la municipalidad, para la cual le pidieron muchos requisitos, según señaló Salles.

“Ellos creen que esa ayuda es eterna y suficiente, cuando las cajas que dan no son muy grandes, y la plata destinada de la municipalidad para ayudar a la gente en pandemia finalmente se está ocupando para otras cosas. Como colectivo trans no se nos toma en cuenta, incluso desde Santiago, donde se formó una mesa trans a la cual no fuimos invitadas, y ahí es cuando tú te das cuenta de que la discriminación también existe dentro de la propia comunidad que finalmente son tus pares”, advirtió Macarena.

Pese a la cantidad de ollas comunes en la ciudad, la dirigente señala que no se les invito a ninguna. Además, denuncia que al asistir a una personalmente presenció discriminación con insultos y descalificaciones.

Proyecto

La agrupación creó un proyecto para poder trasladarse entre las comunas aledañas y las regiones del norte que se han visto más afectadas por el Covid-19, de manera de ir en ayuda de las personas trans de Calama, Mejillones, Copiapó, Iquique, Arica, etc. Con el proyecto en mano y en la comisaría, solo recibieron mofas por parte de carabineros, mandándolas a revisar la comisaria virtual, donde actualmente no existe un permiso que permita trasladarse por esas razones en cuarentena.

Macarena nos comenta que se han muerto varias de sus compañeras por Coronavirus y por estar expuestas al trabajo sexual, teniendo así que reinventarse con su forma de generar ingresos para pagar los gastos básicos, como arriendo, comida, luz, agua etc. Además, las chicas que además trabajaban en peluquería tienen que salir a trabajar a domicilio, exponiéndose a ser detenidas por las mismas personas que se mofan de ellas al salir después de ocupar sus dos permisos semanales, por lo que el proyecto es imprescindible.

“Queda al descubierto el déficit y gran abandono respecto a la salud mental en general, que no tiene que ver netamente con el encierro como tal, sino también con la gran crisis económica que estamos enfrentando, con pocas posibilidades de inserción laboral, o un respeto y trato digno para nosotres en el sistema de salud”, comentó Sascha Fernadois Novoa, psicóloga y activista trans no binarie.

“Para nuestra comunidad se han disminuido en gran cantidad las instancias de espacios seguros, personas han tenido que devolverse a sus regiones, nos quitan nuestras amistades que muchas veces son la familia que elegimos y nuestra red de apoyo. Es fundamental que se potencien esas instancias de apoyo entre nosotres como comunidad y por sobre todo darle prioridad a servicios de salud mental públicos y de calidad para todas las personas, especialmente cuando hablamos de esto en particular, de la población LGBTIQ+”, concluyó.

Ropero solidario

La agrupación Arcoíris Trans cuenta con un ropero solidario de primera necesidad para ayudar a las personas trans que deben ser internadas en el hospital, e incluso a personas que no son trans, pero que forman parte de la comunidad LGBTIQ+ y que no reciben ayuda ni siquiera de sus familiares, los cuales les han rechazado por su orientación sexual, identidad y expresión de genero (OSIEG). También se consideran útiles de aseo básicos como toallas, pantuflas, pañales, etc, elementos que solicitan en el hospital. Lamentablemente actualmente han quedado sin stock por falta de ayuda externa.

Quienes quieran más información o realizar algún aporte, pueden comunicarse al correo electrónico [email protected], al facebook Agrupación Trans Libera Acción Arcoiris de Antofagasta o al whatsapp +56982854298 (Macarena).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here