La ausencia de algunos seremis en una reciente reunión para discutir el presupuesto reabrió el debate sobre los recursos con que cuenta nuestra región y la gestión del Gobierno Regional para obtener los fondos y ejecutarlos.

Sobre este tema, la Consejera Regional Sandra Pastenes conversó con Regionalista.cl para destacar las cifras de inversión y los desafíos de la región.

«El costo  total de la cartera aprobada el 2018 es de 52 mil millones, de los cuales sólo se invirtió 3.200 millones, es decir un 6%. El 94% restante es inversión a ejecutar a partir del 2019, lo que implica comprometer parte importante del presupuesto regional», aclaró Pastenes.

«¿En qué se invierten los recursos? El FNDR debiese orientarse a obras de infraestructura que contribuyan al desarrollo regional. El año pasado se invirtió $23.609 millones menos en Sub 31, que es aquel que permite generar empleo, ya que son obras civiles», agregó la Consejera.

En su opinión, «acá no hay solo un problema en la falta de generación de cartera por parte de las municipalidades como han querido hacernos creer», sino que «existen problemas serios y profundos en los sectores que han sido incapaces de generar cartera de proyectos».

En concreto, el no funcionamiento de coordinación del gasto público genera una «debilidad regional a la hora de discutir con Santiago el presupuesto regional», advierte Pastenes.

«Hay que recordar que el año 2018 los seremis no hicieron la pega. En esa oportunidad los Cores tuvimos que salvar la situación, con un bochorno incluido. Hay un descontrol del gasto público. El responsable es el Intendente», recordó.

«CORGAPU (Coordinación del Gasto Público) es la instancia a través de la cual el Gobierno Regional hace seguimiento al Programa Público de Inversión Regional (PROPIR) y coordina la preparación del Anteproyecto Regional de Inversiones (ARI). Tampoco funcionó adecuadamente el 2018», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here