La huelga de las trabajadoras y trabajadores de la Clínica La Portada de Antofagasta ya cumplió 10 días, sin que la empresa haya mostrado voluntad para llegar a un acuerdo. Si bien reconocen cansancio, los dirigentes aseguran que siguen firmes con su movilización.

Regionalista.cl conversó con Noelia Garay, presidenta del Sindicato de Clínica La Portada, quien se refirió a esta huelga legal que fue aprobada mayoritariamente por las socias y socios que decidieron alzar la voz para defender sus derechos. Cabe mencionar que la organización agrupa a personas de distintas áreas, desde médicos, enfermeras, tecnólogos, técnicos paramédicos, personal de aseo, administrativos, informáticos, entre otros. En total son 136 socios y socias.

«La última oferta que nos presentó el empleador nos sube muy poco el sueldo, lo hace por tramo y además parcializado en varios años. A la gente que ganaba desde 301 hasta 500 mil pesos, que son como 90 trabajadores del sindicato, ofrecían subirle 27.500, pero en tres años. En la última propuesta que nos dieron tenemos bonos de responsabilidad de 15.000, 10.000 y 7.500, según el cargo. Y nos quieren ofrecer el IPC», comentó la dirigenta.

También precisó que «el IPC nosotros lo ganamos por una mediación. Y los bonos no son altos, son de 20.000, 17.000 y a eso el porcentaje es como 1.000 y tanto o un poco más. Y eso es casi nada. Le habíamos aceptado lo bajo que nos querían subir de sueldo y hasta lo bajo del bono de responsabilidad, pero se metieron con el piso de nuestra negociación».

«Nosotros nos fusionamos en diciembre, para enfrentar esta negociación juntos, como un solo sindicato, porque justamente sabíamos que el empleador quería dividirnos. Cuando nos presentamos a la negociación teníamos un punto que es el retiro a todo evento y eran cuatro casos, porque eran dos contratos colectivos. Y el empleador decía que eran dos cupos. Eso quedó en controversia en la mediación y la Dirección del Trabajo resolvió que eran cuatro cupos. Y el empleador insiste que nos da los dos cupos o que nos da los cuatro cupos, pero le pone un tope de dinero», agregó Garay.

En este mismo punto, aclara que el planteamiento que ellos defienden como sindicato en relación a los retiros a todo evento «es que es para los trabajadores más antiguos y con un tope de 11 años, que es lo que dice la ley, pero sin tope de dinero. Entonces ahora ellos nos mandan la propuesta, diciendo que respetan los cuatro cupos, pero con un tope de 15 millones anuales. Nosotros no lo consideramos justo. Finalmente en eso nosotros le dijimos que no, porque ese es un piso de la negociación».

La dirigenta sindical también plantea sus críticas a la empresa debido a las prácticas antisindicales que ejerce. Lo anterior, en relación a la extensión de beneficios: «Toda la vida la clínica ha extendido a todos los trabajadores, inclusive a los honorarios, nuestro contrato colectivo. Nosotros tenemos beneficios en las atenciones de urgencia, los hemos ido logrando año a año en las negociaciones colectivas. Y eso se les ofrece a todas las personas. Y ahora como vieron que el sindicato se unió y tiene fuerza, decidieron no dar más beneficios a los nuevos socios. Y eso es una práctica antisindical. En la última negociación que tuvimos años atrás despidieron muchos socios».

«La última huelga fue el 2016, estuvimos 8 días y después de eso hubo despidos. Todavía estamos en tribunales por despidos durante todo ese periodo. El 2016 y hasta el 2 de enero de este año la clínica fue sacando gente: 20 personas, a los 6 meses 20 personas más, todos socios de los sindicatos, teniendo personal a honorarios o personal no sindicalizado. Nosotros hemos hecho denuncias, pero el empleador es así», recalca.

Noelia comenta que la dirección del trabajo los citó a una mediación voluntaria: «Ellos se presentaron primero el día miércoles. Nosotros le dijimos: ‘Nos respetan lo acordado y conversamos de los puntos en controversia’. Y dijeron que el viernes nos daban respuesta. Nos volvimos a juntar y dijeron que la empresa no quiere dar nada y que mantiene lo dicho. Y en la tarde nos mandan un papel con una última propuesta, en donde nos bajan más el sueldo, donde nos siguen proponiendo el tema de los cuatro cupos con tope de dinero, donde hablan de la extensión de beneficios, pero a los funcionarios que lleven más de 1 año y medio en el sindicato».

«Si sumamos y restamos, la gente nunca va a lograr tener ese tiempo, porque los tienen primero a honorarios varios meses, después les hacen contratos a plazo fijo y si es que les quieren hacer un contrato se los hacen al año y tanto después. Entonces, nunca van a tener antigüedad las personas. Y esta propuesta la mandaron en la tarde, donde ya no podíamos tener ministro de fe. Por eso, lo primero es que cumplan con los requisitos formales para poder pedir ministro de fe. Hoy día (ayer martes 20) dijeron que nos iban a hacer llegar la propuesta formal. Pero hasta ahora no ha aparecido nadie a entregarnos algún documento», agrega.

Lo que lamenta la dirigenta es que desde la Clínica La Portada les recalcaron que «de aquí en adelante todas las propuestas que hagan van a ser menos, porque según ellos los costos de la huelga son irreparables». Sin embargo, recuerda que la huelga se produjo por falta de voluntad de la misma empresa: «Nosotros estamos aquí afuera y en huelga porque ellos se lo propusieron. Ellos nos dijeron desde un principio: ‘Si ustedes van a ir a huelga nosotros estamos preparados para dos meses sin funcionar’. ¿Y ahora nos están haciendo responsables a nosotros de lo que están perdiendo?».

«Es como una burla. Cada vez van ofreciendo menos y menos. Nosotros lo que pensamos es que quieren agotar a las bases. Pero seguiremos firmes hasta ser escuchadas y escuchados», concluyó.

Desde la gerencia de Clínica La Portada no se han pronunciado públicamente acerca de esta huelga y de las demandas de las trabajadoras y trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here