Luego de dos semanas cruzando el Atlántico a bordo del velero sustentable Malizia II, la activista climática de 16 años, Greta Thunberg, ha llegado este miércoles a la ciudad de Nueva York. Allí fue recibida en medio de ovaciones por cientos de personas que adhieren al movimiento ecologista juvenil que la joven sueca ha liderado a nivel internacional.

Greta tiene contemplado participar en los debates de la cumbre del cambio climático que se realizará el próximo 23 de septiembre en la ciudad, a la que ha sido invitada.

«Esto es abrumador», decía Thunberg en una conferencia de prensa ya en tierra firme, en donde agradeció «a todos quienes han venido y a todos los implicados en la lucha por el clima. Es increíble que haya que cruzar el Atlántico en velero para llamar la atención sobre esto, y no animo a nadie a hacerlo», bromeaba.

Al ser consultada sobre qué mensaje le entregaría al presidente Donald Trump, Thunberg respondió: “Le pido que escuche a la ciencia, porque obviamente no lo hace. Si nadie ha podido convencerlo todavía, no voy a poder hacerlo yo ahora. Así que me centraré en convencer a la gente”.

Luego de su visita a Estados Unidos, la joven activista tiene contemplado visitar Canadá, México y finalmente Chile para participar en la COP25 que se realizará en diciembre en nuestro país.

Sin duda Greta se ha convertido en todo un ejemplo para millones de adolescentes y adultos y en un símbolo de esperanza ante la desidia de la elite mundial que se niega a tomar medidas drásticas para detener el calentamiento global causante de la grave crisis climática que afecta a nuestro planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here