Niñas y niños de jardines infantiles del altiplano participaron del tradicional floreamiento de animales

Honrando las tradiciones del pueblo Atacameño, las comunidades educativas de los jardines infantiles de Fundación Integra, “Miscanti” de Socaire y “Parinitas” de Peine, participaron del tradicional floreamiento de animales que se realiza cada año con motivo del día de San Juan.

Mediante el uso de lanas de diversos colores, las niñas, niños, equipos educativos y familias, confeccionaron flores, pompones, collares y aros los que fueron regalados a cabras y ovejas de ambas localidades para permitir su identificación. 

Tras disfrutar del contacto con ovinos y caprinos, además de dialogar sobre la importancia de éstos para la vida de las personas, los párvulos participaron de las ceremonias, apoyando el sahumerio del corral, ornamentando y compartiendo el casamiento de los animales, además de los alimentos dispuestos para agradecer a la madre tierra por la abundancia.

Janet Godoy, directora del jardín infantil Parinitas de Peine, comentó que junto a la comunidad educativa de la Escuela San Roque de Peine se realizó de manera conjunta el floreamiento del ganado, “actividad que permitió a niñas y niños conectarse con la cultura atacameña, elaboramos collares y pompones para marcar a los animales, pero sobre todo para agradecer a la tierra”.

Por su parte, Isabel Avilés, directora del jardín infantil Miscanti de Socaire, sostuvo que como equipo educativo “queremos lograr el rescate de la cultura atacameña, entregando aprendizajes significativos a niñas y niños, aprovechando la riqueza en conocimiento que tienen sus familias y que son quienes conocen los ritos ancestrales como el pago a la tierra y el floreamiento”.

En este sentido, la directora regional (s) de Fundación Integra, María Órdenes Mundaca, precisó que «los cuatro jardines infantiles de la institución situados en la comuna de San Pedro de Atacama, tienen como sello pedagógico el fomento de las tradiciones del pueblo Lickanantay, por ello es relevante el protagonismo de niñas y niños en los ritos ancestrales que contribuyen en la entrega de una educación intercultural, que pone en valor a los pueblos originarios”.

Cabe señalar que los equipos educativos, gracias al apoyo de educadoras de lengua y cultura indígena, acercan a los párvulos al Kunza, promoviendo su uso durante los periodos constantes como la acogida, alimentación, actividades pedagógicas y experiencias educativas diarias.

Related Post