Liceos de  Antofagasta en crisis: Suspensión de clases y medidas de emergencia

La violencia escolar en Antofagasta ha llegado a un punto alarmante, lo que ha llevado a la suspensión de clases en el Liceo de Hombres, el Liceo Comercial y el Liceo Técnico. Estos incidentes han impactado a aproximadamente 4 mil estudiantes, creando un entorno de preocupación entre la comunidad escolar.

La Asociación de Directores de Escuelas y Liceos de Antofagasta envió una carta a la Delegación Presidencial Regional pidiendo medidas urgentes para abordar esta problemática. La carta detalla incidentes específicos en el Liceo Técnico A-14, Liceo Mario Bahamonde A-15, Liceo Marta Narea A-17 y Liceo Comercial A-12 (Isca).

En respuesta, el Ministerio de Educación, a través de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Antofagasta, anunció una inversión de $300 millones en los centros educativos para fortalecer los equipos pedagógicos. Además, se está coordinando con Carabineros para incrementar la vigilancia en las áreas circundantes de los liceos afectados y mejorar el control de la situación.

Los fondos serán utilizados para implementar medidas interdisciplinarias con un equipo formativo completo que incluye trabajadores sociales, abogados, psicólogos y psiquiatras. Este equipo trabajará con 209 establecimientos en la región, ofreciendo orientación sobre convivencia y bienestar escolar. También participan en el programa “A Convivir se Aprende”, que en 2023 involucró a 128 mil estudiantes de Antofagasta, Calama, Mejillones y Tocopilla, y en el programa “Habilidades para la Vida”, también aplicado en la región.

La seremi de Educación de Antofagasta, liderada por Alonso Fernández, condenó los actos de violencia, destacando su impacto negativo en las comunidades educativas. Además, el Ministerio de Educación está promoviendo un proyecto de ley enfocado en mejorar la convivencia, el buen trato y el bienestar en las escuelas, y ha establecido una Comisión de Educación Preventiva de Convivencia Escolar para abordar estos problemas.

“Este es un trabajo que buscamos reforzar con el proyecto de ley sobre convivencia, buen trato y bienestar de las comunidades educativas, que el Mineduc ingresó recientemente a la Cámara de Diputadas y Diputados”, expuso el ministro de educación, Nicolás Cataldo.

Estas acciones buscan aliviar el clima de “estrés máximo” que ha llevado a estudiantes a sufrir crisis de pánico y a docentes a requerir atención de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). La situación exige medidas decisivas para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los involucrados.

Related Post