Hornitos cuenta con letras volumétricas que destacan el patrimonio cultural del pueblo chango

Visitantes y comunidad contarán con una postal fotográfica que concentra las características más propias de los primeros habitantes de parte de la costa norte de Chile.

Los pescadores de Caleta Hornitos recibieron con satisfacción la instalación de las letras volumétricas del reconocido balneario de la región de Antofagasta. Ellos son los herederos directos de una tradición y costumbre de más de diez mil años de ocupación de este territorio, el mar y sus productos, su naturaleza y el intercambio con los pueblos del interior.

Este es el espíritu del trabajo que rescata los conocimientos de los antiguos pueblos que habitaron las costas desde las regiones de Antofagasta a Coquimbo, quienes custodian el valioso patrimonio cultural e inmaterial de la etnia changa. Cada figura monumental contiene una simbología asociada al lugar y la continuidad de las practicas vinculadas a la explotación de los recursos del mar en colores naranja, representando la aridez del Desierto de Atacama y las tonalidades en azul, calipso y verde del mar.

El presidente de la Agrupación de pescadores artesanales de Hornitos, Marcelo Silva, señaló que “es lo que queríamos resaltar y no dejar en el olvido, si bien el pueblo está reconocido hace muy poco, nosotros queríamos ser parte de esa ruta que destaca a la etnia”.

Asimismo, la presidenta de la Agrupación de artesanos y feriantes de Hornitos, Helga Julio, agradeció la instalación de las letras, porque “las necesitábamos mucho para el turismo y hace que esta caleta como el balneario tomen importancia”.

Las letras instaladas en el acceso de entrada al balneario están construidas con tablero de fibra y estructura interna de fierro de 2mm, revestidas en fibra de vidrio y pintadas en esmalte, garantizando así una mayor vida útil, pudiendo soportar altas y bajas temperaturas.

La iniciativa es liderada por la Dirección Regional de SERNATUR Antofagasta, quiénes impulsaron este proyecto, en un trabajo participativo junto a la Municipalidad de Mejillones y la Asociación de Pescadores de Caleta Hornitos. El proyecto se enmarca en el programa F.N.D.R “Ejecución del Plan de Turismo Sustentable 2019-2022” financiado por el Gobierno Regional de Antofagasta, aprobado por el Consejo Regional y ejecutado por la Consultora I-O.

El director regional (s) de SERNATUR, Claudio Jerez, expresó su satisfacción al entregar esta obra de infraestructura turística a la comunidad que viene a agregar valor al balneario y caleta de Hornitos, invitando a visitarla y sacarse una fotografía siempre teniendo los correspondientes cuidados y protocolos de bioseguridad.

Por su parte, la encargada de la oficina de Turismo de Mejillones, Isabel Pool, manifestó estar muy contenta porque “fue un trabajo conjunto con la comunidad. Ellos fueron los que decidieron el lugar, lo que iban a llevar sus letras que están maravillosas”.

Cada letra contiene un elemento característico relacionado con la etnia changa y las prácticas vinculadas al mar, como la bandera whipala, la roca con forma de tortuga, el lobo marino, el buzo, la caza y el arponeo, la pesca, los deportes náuticos, el bote, el muelle y el relieve del litoral costero de la región.

Las letras son de una altura de ciento cincuenta centímetros y una profundidad de veinticinco, las cuales están sujetas mediante un sistema de anclaje metálico a una base de hormigón armado y vibrado. Además, al costado se encuentra un ostión como parte del paisajismo, rodeado de suculentas y la cruz andina o chakana, símbolo milenario de los pueblos de Los Andes.

Related Post