Columna: La responsabilidad ineludible de los padres en la educación actual

Imagen referencial.

Los procesos formativos integrales no se pueden impartir a cabalidad en las escuelas, debido a la pandemia COVID19, la cual nos acompaña desde hace 1 año y 5 meses, teniendo las familias, padres, madres, tutores, que retomar este rol, rol que -por cierto- ya se había olvidado, es decir, se desconoció el educar para la VIDA a los hijos e hijas.

En la actualidad, este proceso educativo que se instaló en el hogar, ha producido más de algún caos emocional, porque finalmente no hay nadie que converse y oriente a los niños, niñas y adolescentes (NNA), ya sea por falta de tiempo, interés, desconocimiento o habilidades, en materias tan básicas como la educación sexual, la prevención en el consumo de drogas y alcohol, el autoconocimiento, el discernimiento, entre otros conocimientos elementales y fundamentales para el crecimiento humano.

La sociedad actual, es decir nosotros mismos, es la que delega todas las responsabilidades de crianza en las escuelas, auto anulándonos sin ningún tapujo, en los compromisos como formadores y responsables de la educación de nuestros hijos e hijas.

La educación volvió a las familias, lugar desde donde nunca tuvo que salir, porque es justamente en el seno familiar donde se forman y nutren la personalidad, los andares, las acciones.

La pandemia nos dio la oportunidad de volver a mirar a nuestros hijos e hijas, de conocerlos, de educarlos, y así al final del día no tener que buscar culpables por las acciones correctas o incorrectas que estos cometan. El autoexilio en el proceso de crianza de los NNA por parte de las familias, nos está pasando la factura como sociedad, pudiendo palparlo en lo cotidiano, visualizando la humanidad actual, la que día a día se torna más egoísta, agresiva, poco empática, poco solidaria, con pobreza intelectual y espiritual, carente de reflexión y análisis, sin un camino a seguir.

Desde este prisma, podríamos asegurar que los culpables de estos acontecimientos no son las escuelas, sino que la responsabilidad está en la familia y el compromiso que ésta tenga con la crianza de los niños y niñas.

By Diana Moreno Pastenes

Diana Moreno es profesora y directora

Related Post