Las razones de la inactividad de la Federación de Estudiantes de la UCN

Sin duda este año ha sido sumamente complicado para los estudiantes universitarios, principalmente por el uso de la modalidad de clases online, tras la crisis sanitaria. Pero no solo el Covid-19 ha afectado el funcionamiento de la gestión estudiantil.

Es el caso de la Federación de Estudiantes de la universidad Católica del Norte (Feucn), organización que posee una vocería en la Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), pero que arrastra diversas complejidades en su funcionamiento, tras una fallida elección el año 2018.

El inicio

Todo comenzó el año 2018, cuando la votación para la elección de la mesa ejecutiva de la organización estudiantil se vio empañada por la falta de quórum de votantes permitidos según los estatutos.

Esto dio paso a la conformación de un Consejo de Presidentes (COPRE), compuesto por representantes de cada carrera, con la meta de volver a formar una federación.

Durante el año 2019 no hubo cambios, manteniéndose así hasta el 2020, un año que presentó nuevos retos y complicaciones debido a la pandemia.

Paralización

Tras algunos meses desde el comienzo de las clases en modalidad online, comenzaron a surgir diferentes críticas, tales como la sobrecarga académica y la complicación de algunos docentes para utilizar elementos digitales, entre otras problemáticas. Es por esto que a semanas del cierre del primer semestre se decidió iniciar una paralización de actividades estudiantiles.

A la decisión de la UCN de no validar la paralización, manteniendo las clases en la mayoría de las carreras, se sumó la decisión de dos facultades dentro de la universidad, principalmente las ingenierías, que se habrían bajado de la movilización sin respetar la decisión tomada por el COPRE.

Situación actual y consecuencias

Tras esta situación, las carreras debieron volver a clases. Hoy la realidad se ve bastante complicada, con un ambiente de duda frente a cómo será la modalidad de clases de los estudiantes el próximo año y con poca relación entre los representantes. Estos últimos se comunicarían únicamente mediante un grupo de WhatsApp, discutiendo ciertos temas y generando comunicados escuetos.

Otra fuente indica que la única representación activa realmente es la que tienen en la CONFECH mediante Tamara Barría y Alex Araya, quienes bajan la información central hasta estas instancias.

La visión de la ex presidenta de la Federación

Nuestro medio conversó con Daniela Lafferte, quien ejerció como presidenta de la Feucn hasta el año 2028. Para ella, la actual situación de la organización dice relación con una crisis de confianza por parte de los estudiantes con la política estudiantil: “Yo creo que otro problema es que las personas que están activas o estuvieron en la política estudiantil, incluyéndome; no han sabido actualizar el aparato representativo y es momento de hacer cambios no solo en la forma, sino en el fondo”, afirmó.

Lafferte destacó también la importancia de tener una federación activa, ya que estas instancias sirven para que los jóvenes puedan hacer los cambios sociales necesarios. “Ahora lo vimos con el estallido social, fueron los estudiantes secundarios que comenzaron esta revuelta popular que nos está llevando por un proceso para hacer los cambios más drásticos en la historia del país”, indicó.

Posible solución

Desde distintos sectores estudiantiles se ha planteado la posibilidad de realizar un congreso que tendría la posibilidad de cambiar algunos puntos de los estatutos, para poder llevar a cabo una elección que dé paso a una nueva federación estudiantil. Panorama difícil dentro del clima que vive la organización, además del contexto complejo de la crisis sanitaria.

By Daniel Gatica

Daniel Gatica es periodista y reside actualmente en Antofagasta.

Related Post