Fallo histórico de la justicia reconoce violencia sexual como herramienta de represión durante dictadura

Histórico fue el fallo judicial por parte del ministro en visita, Mario Carroza, quien condenó a tres agentes de la DINA a 15 años de cárcel, por secuestro calificado, aplicación de tormentos y -de manera inédita-, la aplicación de tormentos con violencia sexual. Esto habría ocurrido en el centro de detención y tortura conocido como “La Venda Sexy”.

Esta resolución por primera vez reconoce por parte de la justicia, la existencia de violencia sexual como medida represiva y opresiva de forma sistemática, con el fin de violentar a mujeres detenidas durante la dictadura. Es por esto que Regionalista se puso en contacto con Camila Vargas, quien es parte de la Agrupación por la Memoria Histórica Providencia de Antofagasta.

Un avance con limitaciones

Desde la agrupación calificaron este fallo como un avance en cuanto al reconocimiento de violencia sexual como medida represora por agentes del Estado. Pese a lo anterior, se mostraron bastante cautos, debido a que posee una limitante. “Esto demuestra que estos delitos no se pueden juzgar, porque no existe una tipificación de la violencia político sexual como herramienta de represión por agentes estatales contra la integridad sexual de las mujeres y disidencias”, indicó Vargas, agregando que aún queda bastante por avanzar en estas materias de Derechos Humanos.

Un vuelco desde la perspectiva de género

La representante de La Providencia enfatizó en la importancia de que se legisle y se analicen los diferentes casos con este enfoque. “Respecto a esto, como país estamos bastante atrasados en cuanto al análisis con perspectiva de género en la justicia”, precisó, lo cual, desde su punto de vista, se contrapone con los diferentes tratados firmados en esta materia.

Resistencia

Además, nuestra entrevistada destaca que este avance no nace únicamente desde el ministro Carroza, sino que existe una lucha y resistencia histórica por parte de la recuperación de este centro de tortura, que evidencia que el Estado se encuentra “al debe” en cuanto a la reparación y la memoria. “En cuanto al centro Venda Sexy, la idea de las compañeras que están luchando por su recuperación, es para poder crear un sitio de memoria feminista. Lo cual, en lo personal, considero que es fundamental para avanzar en la reparación”, indicó la periodista, afirmando que existen varias agrupaciones a nivel nacional que están en la actualidad buscando la recuperación de estos centros de detención y torturas.

Plano regional

También le consultamos por el panorama de nuestra región, sobre el cual desde la organización aseguraron que en los diferentes centros clandestinos que existieron en nuestro territorio, efectivamente hubo violencia sexual por parte de agentes represivos del Estado.

“En nuestra región hay casos, pero a nivel de judicialización de estos es bastante bajo”, reconoció, ya que desde el centro en cuestión se catalogó como sistemática esta herramienta de represión.

By Daniel Gatica

Daniel Gatica es periodista y reside actualmente en Antofagasta.

Related Post