Continúan las acciones solidarias en Antofagasta

Por Bruno Ramírez Bravo Jul 8, 2020

En el marco de una nueva cuarentena en la ciudad de Antofagasta surgió la iniciativa Despensa Popular, llevada a cabo por el voluntariado de Organicemos Dignidad, el cual impulsa la iniciativa de reunir alimentos e implementos de aseo para realizar canastas solidarias y entregarlas a quienes lo necesiten.

Inicios

Organicemos Dignidad cuenta con tres ramas que buscan ayudar a las personas más necesitadas de la ciudad de Antofagasta, en el contexto de la pandemia y cuarentena: Despensa Popular, Kit Sororo y Ollas Comunes.

Kit Sororo fue el punto previo a Despensa Popular, ya que en el primer llamado a ayudar con este proyecto esperaban contar con 25 kits para ir en apoyo de mujeres, pero terminaron armando 82 de estos, los cuales fueron entregados a través de las juntas de vecinos de las poblaciones Miramar Norte y José Miguel Carrera.

“Los Kit Sororos cuentan con útiles de aseo personal esenciales en el cuidado de la mujer, los cuales, generalmente, no son considerados en las cajas que entregan las distintas municipalidades”, comentó Escarly Gómez, Vocera de Organicemos Dignidad Antofagasta, en el marco de la entrega de la ayuda mencionada en la Población Miramar Norte.
Esta iniciativa la prolongarán por los próximos tres meses.

“Despensa Popular surge como una búsqueda de dignificar a las personas que necesitan de apoyo en materia de alimentos durante esta pandemia”, es como describe el origen del proyecto Víctor Guzmán, quien es parte del equipo de coordinación de Organicemos Dignidad.

Cada dos ventas, una caja solidaria

Guzmán explicó que, al ser una entidad sin fines de lucro, utilizan un sistema de economía circular, el cual permite que las utilidades de las compras se inviertan en las familias que se han visto afectadas durante la crisis sanitaria y se encuentran impedidos de comprar alimentos.

En su página de Facebook cuentan con tres tipos de cajas a la venta, con distintos precios que varían entre los $23.500 y los $33.000, las cuales cuentan con distintos tipos de productos esenciales.

Además de abaratar costos para las personas, buscan evitar que estas se expongan asistiendo a supermercados, entregando cada una de las cajas en los respectivos domicilios y así ayudar a que puedan cumplir la cuarentena de la forma más correcta posible.

Críticas

A pesar de ser una entidad sin fines de lucro, se han visto envueltos en una polémica con respecto al modo de trabajo que emplean, ya que como se menciona previamente, existe una venta de productos para posteriormente generar ayuda a otras personas que no pueden adquirirlos. Dichos cuestionamientos fueron aclarados mediante un comunicado emitido vía Facebook:

Además, contarán con una cuenta pública emitida bajo el alero de la Fundación Alcalde Germán Miric, ya que la cuenta bancaria utilizada para transacciones y/o donaciones pertenece a dicha entidad.

Related Post